viernes, 16 de septiembre de 2016

SIN CESAR


Que se acerque el día 21 en el que se celebra el Día Mundial del Alzheimer proporciona muchas noticias acerca de lo que se está haciendo para mejorar sus expectativas de mejora. De tal forma, se anuncia que Philips y la Fundación Pasqual Maragall han firmado un acuerdo para desarrollar conjuntamente análisis y estudios que procuran facilitar la detección precoz de la enfermedad, con métodos menos invasivos para el paciente, como puede ser la resonancia magnética. El equipo de investigadores clínicos de Philips trabajará en conjunto con los científicos de la institución en el desarrollo de técnicas de imagen de resonancia, sensibles a la acumulación de proteína beta-amiloide en el cerebro, una de las proteínas que los pacientes de alzhéimer tienen en mayor número en lugares específicos del cerebro, como el lóbulo temporal. En este sentido, el estudio pretende evaluar nuevos marcadores del depósito de proteína beta-amiloide a través de una técnica no invasiva como es la Resonancia Magnética.
Actualmente, la detección in vivo de la placa beta-amiloide solo es posible mediante técnicas de medicina nuclear como el PET que implica la inyección de radiotrazadores específicos de accesibilidad limitada. Este hecho limita la disponibilidad del mismo como herramienta de investigación y limita su potencial utilidad futura como método de cribado.

Por otro lado, y también la Fundación Pascual Maragall va a pasar a la fase III de la vacuna que están investigando y de la que se augura un exitoso final. El estudio llevará cinco años más antes de conocer sus resultados. Además se llevará conjuntamente otros dos ensayos clínicos que elaborarán la seguridad y eficacia de los inhibidores de BACE, una enzima que participa en el metabolismo de la proteína precursora de amiloide y se probará en personas con marcadores claros de la enfermedad pero en fase preclínica, es decir, en 20 años menos de que se desarrolle la enfermedad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario