jueves, 21 de enero de 2016

ES TIEMPO DE EVALUACIONES


Aunque este blog está orientado fundamentalmente a las demencias en cualquiera de sus variables e intensidades, me parece interesante traer a esta sección una noticia que he leído hace unos días y que hace referencia a otra enfermedad neurodegenerativa, la enfermedad de Parkinson. Refiere la noticia publicada en JAMA Neurology, una de las más prestigiosas publicaciones en materia sanitaria del mundo, que una nueva investigación de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) ha demostrado que la fisioterapia y la terapia ocupacional no producen mejoras  en la calidad de vida de los pacientes con Parkinson en fase leve o moderada. El profesor Clarke no dice en cambio que no puedan ser eficaces en fases más graves ni que actividades diferentes a las empleadas en fisioterapia y terapia ocupacional (fundamentalmente orientadas a las actividades de la vida diaria) sí sean positivas: bailes, deportes suaves, etc.
El estudio se efectuó en 762 pacientes de 37 centros del Reino Unido diagnosticados de Parkinson leve o moderado.
 
Trasladando estas conclusiones a las demencias, me surge la pregunta de si estamos recomendando las terapias oportunas, los ejercicios pertinentes para nuestros pacientes en también las fases leves y moderadas. Aunque sean distintas patologías, sí que es cierto que sus alteraciones locomotoras: retracciones musculares, desnivelaciones, inestabilidades físicas, etc. son similares al menos. Creo oportuno un debate en profundidad para sistematizar y evaluar nuestras dinámicas cuando recomendamos a fisioterapeutas y/o terapeutas ocupacionales el trabajo con nuestros pacientes con demencia. Es oportuno pensar si otro tipo de ejercicio sería más útil para más tiempo de  calidad de vida... o no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario