martes, 26 de enero de 2016

TRATAR ALZHEIMER COMO SI FUERA CÁNCER...

Modular el sistema inmune es cada vez más frecuente como una estrategia que los grupos de investigación usan en su labor de hallar soluciones y terapias frente a las enfermedades. Y en el caso del Alzheimer también. Así lo demuestra un tipo de terapia contra el cáncer que ha sido también aprobada en EE.UU. para tratar el Alzheimer.
 
Los resultados de esta información vienen de un trabajo firmado por Michal Schwartz, del Instituto Weitzmann de Rehovot (Israel), se han publicado en la revista científica Nature Medicine. El estudio habla de la identificación de algunos "puntos de control inmunitarios" como posibles vías para luchar contra la enfermedad neurodegenerativa. Estos puntos son los que activan o desactivan la respuesta inmune. Según añaden los autores, las células cancerosas usan estos puntos de control para esconderse y evitar ser atacadas por el sistema inmune.
La agencia americana del medicamento (FDA) aprobó recientemente una terapia inmunológica para un tipo de cáncer capaz de bloquear uno de estos puntos de control, el llamado PD-1. El tratamiento favorece que el sistema inmunológico combata las propias células cancerosas. Los investigadores usaron este producto en ratones  a los que se había infringido el Alzheimer durante tres días, y percibieron al mes que había mejorado su memoria junto con mejoras anatomopatológicas frente a otros a los que se les había dado un placebo o no se les había proporcionado nada. Asimismo, la mejora  se vio aún mayor cuando el tratamiento fue de dos meses.

viernes, 22 de enero de 2016

GENES COMUNES EN EL ORIGEN DE LAS DEMENCIAS...

Se ha descubierto en el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge que los diferentes tipos de demencias poseen un grupo de genes en común inactivados desde el punto de vista químico, evidenciando la existencia de un mismo tronco matriz en la enfermedad, siendo publicado este avance en la revista Traslation Pschiatry.
El estudio parte del análisis del epigenoma de 75 pacientes afectados por diferentes tipos de demencia.
El investigador principal, Dr. Esteller comenta que estas personas comparten un "apagado" o "encendido" erróneo de un grupo común de 20 genes y lo que es más interesante, algunos de ellos han sido hallados también por otros grupos de forma independiente, por lo que podrían ser genes verdaderamente implicados en el desarrollo del Alzheimer y en las demencias  en general.
Aunque el número de pacientes es escaso aún, es una línea de investigación interesante para poder seguir investigando en el origen de las demencias, aunque por el momento se siga apoyando la tesis de que su causa es multifactorial.
 

jueves, 21 de enero de 2016

ES TIEMPO DE EVALUACIONES


Aunque este blog está orientado fundamentalmente a las demencias en cualquiera de sus variables e intensidades, me parece interesante traer a esta sección una noticia que he leído hace unos días y que hace referencia a otra enfermedad neurodegenerativa, la enfermedad de Parkinson. Refiere la noticia publicada en JAMA Neurology, una de las más prestigiosas publicaciones en materia sanitaria del mundo, que una nueva investigación de la Universidad de Birmingham (Reino Unido) ha demostrado que la fisioterapia y la terapia ocupacional no producen mejoras  en la calidad de vida de los pacientes con Parkinson en fase leve o moderada. El profesor Clarke no dice en cambio que no puedan ser eficaces en fases más graves ni que actividades diferentes a las empleadas en fisioterapia y terapia ocupacional (fundamentalmente orientadas a las actividades de la vida diaria) sí sean positivas: bailes, deportes suaves, etc.
El estudio se efectuó en 762 pacientes de 37 centros del Reino Unido diagnosticados de Parkinson leve o moderado.
 
Trasladando estas conclusiones a las demencias, me surge la pregunta de si estamos recomendando las terapias oportunas, los ejercicios pertinentes para nuestros pacientes en también las fases leves y moderadas. Aunque sean distintas patologías, sí que es cierto que sus alteraciones locomotoras: retracciones musculares, desnivelaciones, inestabilidades físicas, etc. son similares al menos. Creo oportuno un debate en profundidad para sistematizar y evaluar nuestras dinámicas cuando recomendamos a fisioterapeutas y/o terapeutas ocupacionales el trabajo con nuestros pacientes con demencia. Es oportuno pensar si otro tipo de ejercicio sería más útil para más tiempo de  calidad de vida... o no.