domingo, 19 de enero de 2014

SER Y ESTAR



Puede leerse actualmente en diferentes revistas prestigiosas a nivel mundial, como Lancet o Neurology, bastantes opiniones  acerca de cómo se prevee que afectará al mundo de las demencias el próximo futuro: ¿nos demenciaremos antes?, ¿será un tipo de demencia la que prevalecerá?, ¿existirá ya una vacuna que nos inmunice desde la infancia de nuestros nietos...?.
La verdad es que cada opinador ejerce como tal, con estadísticas que le lleven el ascua a su sardina o sin,  incluso, debido a sus antecedentes científicos,  informaciones certeras acerca de esa neurodegeneración que hace dependientes a casi sietecientos mil seres humanos en nuestro país, con sus consecuencias sociales, económicas y familiares tras ellos. No se olvide.

Aquellos que ya peinamos canas y que todavía nos queda la ilusión, el deseo, de estar al día en estas enfermedades tan dolientes con las que estamos trabajando, y nuestra responsabilidad nos obliga, somos muy suspicaces a los vaticinios. ¡Cuántas veces he oído en congresos nacionales y europeos que el fin estaba cercano y que , además, se daba fecha de ese final tan esperado...!. Tanto para los de unas opiniones como para las de sentido contrario soy muy suspicaz. 
Sí, en cambio, sentimos, siento, que la medicina preventiva que se ha hecho y se sigue haciendo en torno a fomentar hábitos saludables, ha de dar sus resultados positivos, y que acomodar y acostumbrar a nuestro organismo a efectuar bien las cosas han de tener al final una justa recompensa. Animar a tener una mente ocupada desde siempre, a hedonizarnos en lectura, deporte, tertulias, visitar museos, salas de exposiciones, etc. en donde todo pasa por nuestro cerebro, es positivo y preventivo. NO se olvide.
Observo un regreso a una lógica de la que parecía nos habíamos apeado en los últimos decenios y que el pensamiento sensato anida con una mayor estabilidad en los cerebros de los médicos que nos preceden y, sobre todo, de los ciudadanos que les/nos escuchan. De una cosa sí estoy muy seguro: La vida serena prolonga la duración de cada instante. Se piense un poco al respecto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario