domingo, 28 de diciembre de 2014

A VUELTAS CON LA CONDUCTA

Como ya se ha comentado en entradas anteriores, los cambios en la conducta de la persona son signos que proporcionan mucha información a la hora de efectuar un diagnóstico de demencia tipo Alzheimer. 

La conducta de la persona es el conjunto de rasgos de la personalidad que expresan el modo o la manera con que cada uno obra o se expresa en la vida y reacciona ante ella. Dependiendo de la estructura de la personalidad, nuestro patrón de conducta y de relación con el medio será uno u otro. Así, una persona con rasgos paranoides, histriónicos o narcisistas tendrá dificultades de relación social, pero puede ser una persona productiva y funcional si se adapta al entorno y los demás le aceptan... 
Del mismo modo, un cierto comportamiento pseudodepresivo también puede ser considerado, dado que la capacidad intelectual del sujeto normal le hace comprender que su partida del mundo está cada vez más cerca, y el cariño que ha dispensado a los suyos, a su trabajo o a lo que sea, concluirá en breve, aunque nada haya seguro en la vida... porque cada vez se vive más tiempo y con mejor calidad de vida, no se olvide...

En el envejecimiento normal hay déficit de neurotransmisores y disminución de sinapsis y dendritas, pero no necesariamente pérdida neuronal. Puede aparecer una exacerbación de su carácter previo pero sin afectar a sus relaciones sociales. Se mostrarán más lentos, con menor capacidad de atención, etc. pero seguirán siendo productivos. ¡Éso es interesante!.

La conducta desde el punto de vista anatómico y neurobiológico está mediada por circuitos neuronales y neurotransmisores y localizada en el lóbulo frontal, el cual conforma las 2/5 partes del volumen del cerebro. Cuando estos circuitos empiezan a alterarse por causas degenerativas (deterioro frontal), hacen que la personalidad previa se transforme y la conducta cambie.

Alteraciones en la conducta más pérdida en su capacidad funcional NO ES NORMAL.


viernes, 26 de diciembre de 2014

EPILEPSIA Y/O ALZHEIMER

Olvidamos en muchas ocasiones la importancia que los trastornos que acompañan a la epilepsia generan en el paciente con Alzheimer. Sabemos que la epilepsia no es infrecuente, ni muchísimo menos, en el paciente con Alzheimer, y que la confusión y los fallos de memoria, agudizan la sintomatología global de esta patología. Efectuar EEG y una Resonancia Magnética Nuclear, cuando es posible, es fundamental para contemplar si existen paroxismos epileptiformes y/o , aunque sean leves, esclerosis en hipocampo. 
Episodios confusionales, ausencias, son en ocasiones, crisis parciales complejas y NO síntomas alzheirmerianos. 
Y el resultado y mejora es simple: tratar con un antiepiléptico a la dosis necesaria, y la mejora se nota muy pronto (gabapentina, lamotrigina o levetiracepam son los más recomendados).

Recordar: La epilepsia es una causa reconocida de deterioro cognitivo, fundamentalmente de la memeoria

jueves, 18 de diciembre de 2014

SUJETOS SUSCEPTIBLES vs PATOLOGÍA OBSERVABLE POR EL FAMILIAR


El incremento cerebral de la proteína amiloide-beta y la proteína TAU en los años previos a la aparición del Alzheimer, según varios estudios, podría ayudar a diagnosticarlo precozmente, según he leído recientemente que exponía el Dr. Rafael Blesa, director del Servicio de Neurología del Hospital de la Santa Cruz y San Pablo de Barcelona. Lo mismo ocurriría con niveles reducidos de amiloide-beta y aumentados de TAU en el líquido cefalorraquídeo. No obstante "lo ideal sería diagnosticar la patología 20 años antes de su aparición, al entender el Alzheimer como un proceso longitudinal con varias fases": una asintomática o preclínica, otra casi asintomática en la que el paciente experimenta pérdidas de memoria subjetivas, otra sintomática en la que los signos son reconocidos por el entorno y que presenta deterioro cognitivo leve, y otra en la que aparece ya la demencia. El problema, según Blesa, es que el diagnóstico se hace en la dase más avanzada, en la última.
Por otro lado, el 18 por ciento de las consultas se efectúan por quejas subjetivas de los pacientes sobre sus pérdidas de memoria. Varios estudios publicados recientemente en revistas especializadas internacionales estas pérdidas deberían ser monitorizadas con mayores depósitos del amiloide y pueden ser previas al Alzheimer. Curiosamente también hay trabajos que aventuran que los pacientes que acuden solos para consultar su preocupación  tienen menos probabilidades de desarrollar su enfermedad neurológica que los que lo hacen acompañados.
Evidentemente esto hace pensar que la sintomatología que llama más la atención aparece cuando el "ambiente" familiar es el primero que aprecia los cambios a peor y no la propia del individuo que, por ignorancia o por propia susceptibilidad por las noticias acontecidas por la enfermedad o por haber sido leídas u oídas en medios de comunicación le preocupan más a cualquier sujeto.
De todo ello se aprende mucho, puesto que induce a pensar que existe una preocupación cada vez mayor a que uno mismo se sepa proclive a ser un futuro enfermo.

lunes, 8 de diciembre de 2014

¿ICTUS vs ALZHEIMER o ICTUSALZHEIMER...?


Entre los errores clínicos no infrecuentes con los pacientes Alzheimer está confundir un episodio cerebrovascular agudo (Ictus) con la progresión natural de la enfermedad. Pero no un término es independiente del otro, como tantas y tantas otras cosas en la vida. La presencia de depósitos de amiloide en los vasos cerebrales, incrementa incluso el número de episodios isquémicos cerebrovasculares (microinfartos y degeneración de la sustancia blanca), y sobre todo de hemorragia cerebral (microhemorragias cerebrales y hematomas lobares).
En ocasiones, si la clínica del ictus es predominantemente de carácter cognitivo (alteración del lenguaje, confusión, trastornos visoespaciales), este tipo de clínica puede confundir a una evolución rápida de la propio Alzheimer.
En este tipo de casos, una correcta anamnesis, treinta minutos de observación y pruebas clásicas (disartria, marcha alterada, hemiparesia...) pueden descartar una de otra enfermedad o al menos aconsejar a solicitar una prueba de confirmación de la sospecha: neuroimagen que otrora tal vez no fuera necesario (¿se abusa de la neuroimagen sin pensar en su costo, también... cuando la historia clínica es muy evidente?). 
Saber que se está produciendo un crash vasculocerebral y ponerlo en tratamiento es una acción sistemática para evitar una clínica muy desagradable tanto para el paciente (el principal) como para el ambiente que le cuida, puesto que los inconvenientes que se suscitarán a continuación serán cada vez más frecuentes.

sábado, 16 de agosto de 2014

COLESTEROL NEURONAL y ALZHEIMER.


Una investigación publicada en estos días en el EMBO molecular Medicine  y en la que han participado investigadores del  Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) relaciona ciertos déficits cognitivos que sufre el humano cuando envejece con la pérdida gradual de colesterol de la membrana neuronal del hipocampo. El efecto de esta pérdida puede provocar que una proteína llamada Akt  permanezca activa, evitando que las neuronas ofrezcan una respuesta a nuevos estímulos que tienen como consecuencia la configuración de la memoria. 
Averiguar las bases fisiológicas de los déficits cognitivos que acompañan el envejecimiento, sus cambios observados durante el envejecimiento normal, sus características y las que no lo son,  podrán caracterizar los responsables de los déficits cognitivos profundos que caracterizan, por ejemplo, la demencia tipo Alzheimer.
Los científicos aumentaron experimentalmente los niveles de colesterol en las neuronas hipocampales viejas equilibrándolas con las jóvenes y el resultado fue positivo.  Estos resultados abren una vía que hasta el momento no estaba abierta, por lo que se deduce un feliz acontecimiento de nuestras investigaciones nacionales aún en tiempos de una crisis que no cesa y en cuyo comienzo no tuvimos nada que ver la mayoría de los ciudadanos de este país.


miércoles, 13 de agosto de 2014

STEP y TC EN ALTERACIONES COGNITIVAS

Al parecer se está investigando acerca de un fármaco nuevo que etiquetan por el momento como TC-2153 unos investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, en New Haven, Connecticut (EE.UU) y publicado en Plus Biology, que inhibe los efectos negativos de una proteina llamada tirosina estriatal fosfatasa (STEP, por sus siglas en inglés) que resulta clave para regular el aprendizaje y la memoria.
"La disminución de los niveles de STEP revirtió los efectos de la enfermedad de Alzheimer en los ratones" destaca el Dr. Paul Lambroso, investigador principal del estudio.
El fortalecimiento sináptico (entre las uniones neuronales) es un proceso que se requiere para que las personas conviertan recuerdos a corto plazo en recuerdos a largo plazo. Cuando   STEP está elevado en el cerebro, agota los receptores de los sitios sinápticos e inactiva proteínas necesarias para la función cognitiva, una alteración que puede provocar el Alzheimer u otros trastornos neuropsiquiátricos y neurodegenerativos, todos marcados por el déficit cognitivo. 
"Una dosis única del fármaco genera una mejora de la función cognitiva en los ratones. Los animales tratados con el compuesto TC fueron indistinguibles de un grupo control en varias tareas cognitivas", señala el Dr. Lombroso.
En la actualidad, el estudio se está extendiendo a otros animales y primates no humanos, todavía, sin embargo, parece ser un camino con mucho porvenir para el desarrollo de un tratamiento que suspenda las alteraciones cognitivas en el humano. Como ya hemos dicho en posts anteriores, ahora solo hay que esperar unos años más para conocer posibles efectos secundarios o contraindicaciones si las hubiere para poder ser usado en el humano..

domingo, 10 de agosto de 2014

DEFICIENCIA DE VITAMINA D RELACIONADA CON RIESGO DE DEMENCIA Y ALZHEIMER



Según puede leerse en un estudio dirigido por  el Dr. David Llewellyn, en la Universidad de Exeter (Reino Unido), el último número de Neurology, la deficiencia de vitamina D en las personas mayores puede relacionarse con la aparición de demencia y Alzheimer.
Los resultados arrojaron los siguientes datos: el 53% de los adultos con niveles moderados de eta vitamina en sangre tenían un 53% de probabilidades de padecer demencia frente al 125% de aquellos que la tenían baja. Similares datos aparecieron cuando se refirieron al Alzheimer: 69 y 122% respectivamente. 
El estudio duró seis años y se investigaron a 1.858 en EE.UU. Una de las explicaciones es que los mayores son más propensos a no convertir la vitamina D proveniente de los rayos solares , así como contar con menor dosis de vitamina D circulante en el torrente sanguíneo. 
Ésta es una de las causas justificantes de patología demencial, motivo por el que se estimula a ingerir pescados (salmón, sardinas en aceite, etc.) , setas, hígado, huevo entero y sobre todo, salir a pasear con sol a horas en que éste no dañe la superficie corporal provocando quemaduras.

domingo, 20 de julio de 2014

ESPERANZAS

El ser humano necesita esperanza. Sin ella, seríamos autómatas, o peor aún, simples utilitaristas. Es por ello muy animoso encontrar noticias como la que traigo hoy al blog y que acabo de leer en una revista especializada en enfermedades neurodegenerativas:


Investigadores del Instituto de Investigación Médica Sandford-Burnham, en La Jolla (California), han identificado un "interruptor" químico (llamado MEF 2) que controla la producción de neuronas nuevas procedentes de células madre, como su supervivencia en el cerebro. En el Alzheimer y en aquellos pacientes que han sufrido un accidente vasculocerebral, este "interruptor" se halla en cantidades muy abundantes. Este descubrimiento puede ser muy útil para lograr conseguir una terapia farmacológica que impida esta abundancia de sustancia química anómala, y por lo tanto paliar enfermedades neurodegenerativas como las citadas anteriormente u otras como el autismo o el Parkinson.
Las primeras observaciones son esperanzadoras, porque han descubierto también que cuando entra esta sustancia en contacto con el NO (óxido nítrico), un radical libre altamente reactivo, ya no pueden unirse y activarse los genes que dirigen la neurogénesis y la supervivencia neuronal. El Director de estas investigaciones y profesor de neurociencia y envejecimiento del mismo instituto, Stuart Lipton, es un gran experto en las acciones del NO desde hace veinte años en que descubrió la S-nitrosilación (o proceso de modificaciones de la proteína.
El investigador asegura que los hallazgos sugieren que el desarrollo de una pequeña molécula terapéutica que pueda cruzar la barrera hematoencefálica y bloquear la S-nitrosilación de MEF 2 o de alguna otra forma aumentar la actividad transcripcional de MEF 2 podría promover un  nuevo crecimiento de las células del cerebro y proteger las células existentes en varias enfermedades neurodegenerativas.


Sé que es retórico y en nada productivo hacerme estas preguntas sin respuesta pero, ¿cuánto habría aumentado la investigación si no se hubieran malutilizado tantos millones de euros públicos por personas que nunca debieran haber estado al cuidado de ellos (y que ahora tal vez están gozando de privilegios...). ¿Tendrán en algún momento de su desdichada existencia el valor de pensar qué les llevó a apropiarse de algo que no era suyo a la vez que segregaban a años atrás el desarrollo esperanzador de un país, de una generación...?

sábado, 12 de julio de 2014

ERRORES MÁS QUE CONOCIDOS...

Hace un par de días salí por los jardines del hospital en donde trabajo con uno de mis pacientes. Pasando, vamos trabajando memoria, relación, ideaciones nuevas o pasadas y otros ejercicios que ayudan a equilibrar la actividad física y cognitiva. Da resultado. "Ven" con otros ojos los olivos, el cesped, los rosales, la fuente, los magnolios, a otros pacientes... Y yo, dicho sea de paso, sigo aprendiendo de ellos, de sus observaciones que salen de lo más recóndito de su mente, ésa que se pierde por momentos y que unas veces vuelve y otras no. El caso es que además de Alzheimer, sufre este paciente de otras enfermedades físicas, una de ellas una EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) que le hace caminar más despacio porque sufre disnea (falta de aire)), además de contar con esa tan manida artrosis que tarde o temprano... Y de repente me llamaron por los altavoces. Me había dejado el teléfono en mi despacho y me reclamaban insistentemente. Así que fuimos algo más rápidos y le dejé tres minutos, T R E S, sentado en una silla enfrente de mi Unidad. 
Salí y... no estaba. Había desaparecido. Avisé a las personas que trabajan conmigo, al personal de seguridad y nos dispusimos a recorrer la extensión del hospital en busca de él. Me preocupaba su desaparición, obvio, pero más porque se hubiera caído y hecho daño. Lo encontramos, sí, por supuesto, pero... en el otro extremo del recinto... Caminando con dificultad conmigo, en tan solo tres minutos se había recorrido casi quinientos metros. Lo hallaron desorientado pero sin rasgos de sufrimiento, aspecto éste que me tranquilizó, a la par que me hizo reflexionar. Cometí el error que siempre recomiendo no incurrir en él a los familiares y cuidadores de estos pacientes... 
Es por eso que esta enfermedad es la enfermedad sociosanitaria por excelencia. Porque exige estar siempre con él, porque nos necesita continuamente, porque desconoce lo que los demás automáticamente sabemos por la experiencia...
Lo comento, no por un acto de contrición sino para ejemplarizar algo que en una calle, viendo un escaparate con el paciente, en la iglesia, en un centro comercial, en un parque puede suceder... 

domingo, 4 de mayo de 2014

Crtc1 y memoria

Neurocientíficos de una universidad española, concretamente la Autónoma de Barcelona, acaban de conseguir conocer algo más acerca de nuestra memoria. Trabajando con ratones modificados genéticamente para funcionar como Alzheimer humano (con unos altos niveles de la proteina beta amiloide que se acumula en los pacientes que padecen la enfermedad), han descubierto un gen esencial para las conexiones neuronales (llmado Crtc1) que está alterado en las fases tempranas de la enfermedad. Los científicos razonaron que si la función defectuosa de este gen está asociado a la pérdida de memoria en las fases tempranas del Alzheimer, su estimulación podría revertir los síntomas.
Y así lo probaron con los animales inyectándole el gen correcto Crtc1 directamente al hipocampo (región relacionada con la memoria y la formación de los recuerdos) logrando que recuperaran la memoria los ratones que la habían perdido. Por el momento, en el humano esta acción no es posible, pero sí la posibilidad de hallar un fármaco que pueda llegar hasta esta zona (¿por nanotecnología...?). Aunque el éxito nunca está asociado a cualquier iniciativa científica siempre es rentable continuar animando a nuestros científicos a que sigan "moviendo" sus neuronas y pensar en cómo poder luchar contra la enfermedad.

lunes, 28 de abril de 2014

SERENIDAD

Posiblemente fuera el título, más periodístico que otra cosa, lo que me llevó a leer un artículo que, ya de entrada, me contrarió. Decía: Dormir más de ocho horas favorece el deterioro cognitivo en mayores de 65 años.
Reconozco que no me gustan los extremos en casi nada, al menos en salud. Bueno, tampoco en política. Siempre veo una inmensa tonalidad de grises que acompañan al blanco y al negro. El estudio que leí estaba efectuado por un Grado de Farmacia de una Universidad española. Sí, es verdad que junto a ello, se añade a lo largo de la lectura del trabajo, que estilos de vida como la falta de estimulación cognitiva favorecen la aparición de esta dolencia. También deberían seguir añadiendo otros muchos como alteraciones psiquiátricas previas, exceso de ingesta de fármacos (la mayoría inútiles si no pseudocontraindicados), pluripatología orgánica y antigüedad de las mismas, etc.
Al parecer, el seguimiento se ha efectuado en farmacias comunitarias (no tengo nada en contra de ellas, todo lo contrario, quede claro), pero de antemano, hubiera sido interesante que el estudio epidemiológico hubiera contado con profesionales expertos en este tipo de patologías que hubieran seguido muy de cerca el proceso de la toma de datos, encuestas, etc. No es sencillo hacer encuestas en salud ... si no, que se lo digan a los psicólogos.
Posiblemente éste no sea el caso, pero existe un exceso de deseos (posiblemente inconscientes) de publicar por publicar, de autorealizarse mediante ver el propio nombre impreso en unas páginas que luego, seamos sinceros, pocos leerán; tan solo los expertos o los que tienen a algún familiar en esta situación. Y es a éstos a los que me preocupa se les pueda confundir. Estar decidido a hacer algo, no siempre coincide con saber qué hacer y qué conseguir de una manera amplia. La serenidad ante un estudio de un tipo de paciente que se desconoce, o incluso se conoce ampliamnete, puede ser impaciente. También por ello no es ninguna pasividad.
Le escuché hace poco al Dr. Diego Gracia, Director del Máster de Bioética de la Complutense hasta hace muy poco, catedrático de la misma institución, que existen serias dudas de muchas publicaciones científicas sanitarias, de si deberían pasar un serio filtro científico y moral antes de ser puestas negro sobre blanco. En algunas universidades, hasta hace al menos poco tiempo, los curriculums vitae valían según su peso. Cuanto más peso en papel, más valían... Pienso que ahora, con los pendrive...  Me reafirmo con otros autores que, la trayectoria curricular de cualquier investigador, por muy sencillo que sea, debiera ser tenido en cuenta por la elección propia de sus cinco o cuatro mejores publicaciones, sin más. 

sábado, 15 de marzo de 2014

DESARROLLO DE NUEVOS BIOMARCADORES

Según puede leerse en medios especializados, investigadores de la Universidad de California en Irvine y de la Universidad de Rochester, han desarrollado un nuevo método para detectar con un 90% de precisión si una persona padece riesgos de desarrollar Alzheimer. 
Se trata de biomarcadores que detectan la presencia de diez lípidos en el plasma sanguíneo, lo que permitiría el desarrollo posterior de tratamientos para combatir la enfermedad de una forma prematura. Mark Mapstone, neuropsicólogo de la Universidad de Rochester definía como de una revolución dentro de la lucha contra la enfermedad, y así sería si las investigaciones ulteriores demuestran positivamente el hallazgo.
Últimamente, ya decíamos que la industria farmacéutica estaba bastante frenada ante el desarrollo de nuevas moléculas por la excesiva inversión económica que acababan siendo un fracaso cuando pasaban al desarrollo clínico. Al parecer esta prueba sería muy barata (hablan de que no costaría más de 200 dólares comparado con los 2000 que cuesta una punción lumbar u otras técnicas de neuroimagen) y ello incentivaría a que volviera el dinero a la investigación para el desarrollo de nuevas moléculas para tratar la enfermedad. 
Ojalá sea así.

domingo, 9 de marzo de 2014

CENTROS DE DÍA Y CENTROS RESIDENCIALES... ¿CUÁNDO?

Se nos suele preguntar a menudo cuándo es oportuno remitir al paciente con Alzheimer u otra demencia a un Centro de Día especializado o incluso a una institución residencial.
La respuesta es obvia. Mientras el domicilio sea lo suficientemente estimulante siempre es el lugar idóneo. Sin embargo, la familia tiene también sus propias obligaciones, cargas y responsabilidades varias para que pueda soportar esta etapa. En otras ocasiones, se querría usar estos dispositivos pero no se puede hacer por carencias económicas porque, muy desgraciadamente, aquel estado del bienestar del que tanto se habló ha hecho aguas... Por lo tanto, son muy escasas las posibilidades de acceder a una plaza pública y hay que acudir a la oferta privada, que la hay y muy bien preparada también.
El Centro de Día tiene muchas ventajas, no solo para el paciente sino para el cuidador también. En él se le programan tareas de carácter cognitivo y físico que evitarán la rapidez del proceso patológico, se socializará más, se evitará la dependencia, y, también muy importante, relajará y descanzará al cuidador.
En cuanto a institucionalizar al paciente en un centro residencial, estimo que debe ser cuando sus deficiencias físicas, su psiorganicidad está muy debilitada, y las complicaciones se aceleran y confunden y debilitan la responsabilidad del cuidador.

¿Lo ideal...?. Lo ideal nunca existe. Seamos sinceros. Pero aún así, hagamos el ejercicio: debería ser un hogar que tuviera turnos de ocho horas de cuidadores, con un fisioterapeuta, una enfermera especializada, un terapeuta ocupacional y un médico de referencia experto en esta enfermedad. Pero... ¿quién puede tener todo ésto...?. Pocos, lamentablemente muy pocos. Veo familias que se descapitalizan a marchas forzadas para poder tener algo de lo que he expuesto, que se sacrifican sin medida para devolver parte de lo que el paciente les dio en vida activa... se resignan a no tener vacaciones, no darse caprichos que antes sí se los podían dar , o sacan recursos económicos de donde pueden... y veo también profesionales sanitarios que trabajan en este espacio que descienden sus emolumentos hasta hacerlos puramente testimoniales y poder cooperar a este tiempo marásmico que nos está tocando vivir y sufrir. 
Lo que hay que repetir hasta la saciedad es que esta circunstancia no desaparecerá porque cada vez habrá más pacientes que existan con esta enfermedad, porque si algo se ha hecho bien es conocer mejor la enfermedad y tratarla, tratarla, cada vez mejor, y éso se conjuga con alargar más la vida. Se debe insistir a los poderes públicos en que no sean ciegos a las deficiencias que el sistema de apoyo sociosanitario posee y que encuentre formas para paliarlo. Les pagamos para que piensen, no para que salgan en periódicos en la secciones judiciales...

jueves, 13 de febrero de 2014

HAY ALGO NUEVO...?

El lunes, como otros tantos lunes en mi hospital, recibimos a los profesionales de la industria farmacéutica, ésa que en ocasiones, injustamente, se trata tan mal,  porque si no fuera por ella, tal vez muchos de nosotros o de Uds. no estaríamos hoy aquí, seamos sinceros. Otra cosa muy distinta es que no se sepa negociar con ella, o existan intereses espúreos de uno u otro espacio con los que se tilde mal esa relación. Pero vamos a lo que deseo transmitir. Me preguntaba uno (una) de ellos, que ya no representaba uno de  esos cuatro fármacos existentes específicamente para Alzheimer, y que su padre padece la enfermedad, si había leído últimamente algo al respecto que indujera a ser optimista para tratarlo. Desde que le dieron otros fármacos para vender, la información le era más escasa desde su laboratorio. Normal.
No, fármacos como tales para combatir la enfermedad cuando está instaurada sintomatológicamente, no hay nada nuevo ni se le espera... (¿les suena ésto a algo...?). Sí que va hacia adelante la prueba en el humano de la vacuna descubierta por el Profesor Sarasa y que Laboratorios Grifols, un laboratorio farmacéutico español, está desarrollando desde hace unos meses; pero datos no existen todavía, por lo que aún es pronto para decir que lo que fue bueno en el animal de experimentación lo será en el humano. ¡Ojalá!. Mi impresión, como la de muchos otros compañeros de trabajo, es que por allí deben ir los esfuerzos, por la inmunización, por la evitación del proceso de la enfermedad, con la bioingeniería que tanto bien está haciendo al enfermo de cualquier patología.

Mientras tanto, el control de síntomas es lo que sabemos hacer mejor los clínicos, como ya he dicho en otras entradas a este blog, y sobre todo, el manejo del paciente por el cuidador, y por encima de todo la reivindicación a nuestros poderes públicos para que ayuden a los más desfavorecidos, a aquellos que no tienen forma económica de buscar a alguien que les apoye, les enseñe, compre un suplemento nutritivo, pañales antincontinencia, patucos para que no se ulceren los pacientes, pagar la luz (a precio de oro...) que deben dejar por la noche para que el paciente no tenga miedos, ropa y más ropa para cambiarle y se sienta con calidad de vida... Duele tanto tener que decir estas cosas que hasta me siento mal haciéndolo, créanlo, porque yo, posiblemente seré uno de esos mismos pacientes en un futuro, ¿por qué no?, siento ahora lo que entonces no podré sentir... Por ello, reivindico una vez más a esas maravillosas Asociaciones de Familiares de Alzheimer que tanto hacen por los enfermos y sus familias. 
¡Y no piensen en las fortunas en forma de indemnizaciones que se han llevado algunos banqueros por saquear a gente humilde o a políticos que no han sabido hacer éticamente bien su trabajo y nos han llevado a esta situación!. No sirve para nada ya... solamente para sentirse mal y contagiar al que tenemos al lado. Transmítanle cariño. Es lo que tiene más valor, aunque sea muy barato y algunos desconozcan el sentido de tal palabra.

Ah! Y listas abiertas ya!

domingo, 9 de febrero de 2014

CUIDADOR FAMILIAR DE ALZHEIMER: ÉSTO ES PARA USTED.


La desesperación del familiar cuando se le comunica la fatídica noticia de la enfermedad de su ser querido suele ser muy dolorosa, ¡cómo no!. Por mucho que nos esforcemos los profesionales con empatizar con esa situación... 
Lo primordial será decir siempre la verdad, no esconder nada. Por terrible que pueda ser un momento, un contexto, la verdad, con las suficientes posibilidades que puedan existir siempre ha de ser lo principal. Como lo es ponernos a su dispisción para responder, cuando sea, cualquier duda que surta.
Sin embargo, me gustaría dejar algunos consejos que pueden ser útiles al cuidador, al más cercano en espíritu. Es muy frecuente que éste, el cuidador, se derrumbe, que no encuentre solución al momento, que sienta que todo ha acabado ya para la relación que tenía con el ser querido. Esa obnubilación, que por lo general es momentánea (hay momentos muy largos... sí), podemos controlarla si: 



- Se reconoce que la vida contiene partes injustas. El victimismo nunca conduce a nada, aceptémoslo. Aquella frase del mayo del 68: seamos realistas, pidamos lo imposible, es hermosa, sí, pero poco pragmática, seamos sinceros. Todo nunca es de color de rosa ni de papel cuché... pero la vida continúa... siempre.
- Conocerse. Sin saber qué capacidades tenemos, qué recursos, qué facultades conforman nuestra personalidad, es como el consejo del gato a Alicia en el país de las maravillas... Saber cómo somos realmente, nos aumentará la autoestima porque sabremos en qué podemos destacar, cómo ayudarle. Hay tantas formas... Y sobre todo, en qué nunca deberemos embarcarnos. ¿Han visto a algún pívot de la NBA que mida 1,55 m y que consiguiera el mítico anillo de la Asociación de Baloncesto Americana...?.
Kobasa y Maddi, en los setenta definieron la personalidad resistente. Una de sus virtudes era la propia responsabilidad de cada cual, la elección responsable. Cuando no se encuentra solución o se sabe no se es productivo en una situación concreta se busca ayuda.
Tras un fracaso es bueno analizarse, descubrir en qué se ha fallado para mejorar la próxima vez que se intente.
Cualquier opción es rarísimo que salga bien a la primera... Éso lo saben bien los que han preparado oposiciones. Conocen que aquella plaza por la que optan tiene muchos adeptos, y que la preparación, el momento, la salud, etc. son variables que no siempre pueden controlarse al unísono. ¿Se ha pensado cuántas veces ensaya una orquesta para obtener el resultado extraordinario que desea el director...?, ¿y cuántos han sido sustituídos por aquél cuando el ensayo era prácticamente terminado...?
- Los resilientes aceptan el problema como búsqueda de un misterio al que hay que hallar salida. Es bueno imaginar que se es otra persona que busca esa solución, que crea otra solución a la que otros ven...
Compromiso. El resiliente se compromete. Da su palabra, para él y para los demás. Si no se valora lo suficiente para decidirse a algo es mejor pecar de prudente que de fanfarrón.
- No busque la felicidad desaforadamente. En la mayoría de las veces, la felicidad ya la tiene, pero lo desconoce, no se ha apercibido de ello... o nadie se lo ha dicho. La felicidad es distinta de unos a otros porque todos somos diferentes, porque nuestros objetivos nunca son iguales a los de los demás. Y porque la felicidad son momentos...
Nunca hay un solo tren en la vida. Otro de esos mitos existentes y falsos es el de que solamente pasa un tren por nuestra vida y que si no se toma todo se habrá ido al garete... Falso. Hay muchos trenes, unos son de colores, otros de formas extravagantes, otros clásicos... tan solo hay que estar en la estación, éso sí. La familia es la estación en la que hay muuuuuchos trenes.
Ver la vida en positivo. Siempre tenemos algo que no sabemos que tenemos. ¿Se acuerdan de aquel fragmento de La vida es sueño del gran Calderón de la Barca...?. Déjenme que se lo reproduzca: 

Cuentan de un sabio que un día 
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.
¿Habrá otro, entre sí decía,
más pobre y triste que yo?;
y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que otro sabio iba cogiendo 

las hierbas que él arrojó. 

Pues éso...

- No se huya del problema, afróntese. ¿Qué de positivo hay metiendo la cabeza debajo del ala...?. Claro... nada. Debe pensarse que por muy embarazoso que sea un problema, más crecerá en nuestra mente si no lo afrontamos, si no discutimos con nosotros mismos o con los que nos quieren ayudar a cómo poder solucionarlo, en partes, en micropartes...

sábado, 8 de febrero de 2014

MOMENTOS

Permítaseme hoy una pequeña licencia, un ejercicio de imaginación... Sabrán pronto qué quiero decir. Allá va:


Le confesó que recorría las calles subrayando su ausencia, despoblando su melancolía, ignorando el por qué de la pérdida, aguardando su regreso como la amanteamada se sienta sobre las rocas buscando en el horizonte una huella que le de fortaleza para seguir esperando la barca de su amadoamante. Ocasionalmente se autoengañaba con una esperanza quebradiza como una oblea, y se preguntaba si sería diferente la demora del alma en caso de conocer lo que sabía: que todo nunca es para siempre, que del resto apenas tenemos noticias. 
Le contó que sus sueños ya no lo eran, que se habían convertido en sinfonías batientes de melodías inacabadas. Recordaba el inventario poético de deseos incumplidos, o realizados, ¡peor aún!, como si fuera la tradición del adab: trabajo que a la vez es un poema, destino de la literatura arábigoandaluza que disciplinaba los pensamientos por muy incomprensibles que fueran. Veía claramente la geometría sutil, la arquitectura que esos deseos habían construido en el espacio secreto de la imaginación de los creadores. Se debía descreer que algunos cuando llegan, incluso antes, ya se han ido... 
El Sonámbulo, en aquel instante, solo acertó a decir que, antes de ingresar en la casta, la primera vez que no durmió por alguien estaba solo, y que es turbador sentir la compañía de lo que no ha sido, que el humano no atiende a sus propios mensajes, los que crea él con sus formas y maneras, que nunca son mudas sino que hablan para el interior. Desprecia mil palabras, quédate solamente con la que te traiga paz, recuerda que dijo Siddharta Gautamá. 
Somos un puzle por construir. Cada día aprendemos enseñanzas nuevas. Hasta nuestros defectos hablan de nuestras virtudes. Tan solo hay que oirlos. 

Ustedes, los que me leen, lo habrán comprendido... seguro.
Que tengan muchos momentos felices!!!.

miércoles, 29 de enero de 2014

OBVIEDAD

Leo en el New England Journal of Medicine algo que es obvio desde estas latitudes: la dieta mediterránea es un factor clave en la prevención de accidentes vasculares cerebrales. 
Y cuando utilizo la palabra obvio no estoy diciendo que se siga con la frecuencia que debiera ser.... lamentablemente. Y añado que empezar a utilizarla a los sesenta años... no está mal pero es mejor haberlo hecho cuando se tenía seis. Es lamentable perderse el sabor de unos tomates rosas, unos pimientos, garbanzos, alubias, cebollas, setas, naranjas, aceite, pescado...

Debe tomarse más conciencia de qué herencia dejaremos a nuestros niños. No debemos inyectarles azúcares refinados ni hermoso cakes intensamente cromateados y glaseados que entran por los ojos y tardan sus consecuencias muchos años en salir... , ni ahogarles con bebidas carbónicas con sabores tropicales mientras exista agua por nuestras cañerías domésticas. ¿Cómo puede haber niños que todo lo que coman lo acompañen de bebidas carbónicas...?, ¿no tienen padres que les aconsejen bien...?.  

Vemos cada vez más demencias mixtas, aquellas que acompañan al Alzheimer y que son debidas a la influencia de diabetes, hipertensión arterial, hipertrigliceridemias o hipercolesterolemias... Y reflexionamos en cómo podrían haber sido influyentes en esta unión maléfica del deterioro neuronal. 

sábado, 25 de enero de 2014

LA PERSONALIDAD NOS CALIFICA

Se debatió en el último congreso de Neurología español, la importancia de que un gen denominado CD33 contribuyera al desarrollo del Alzheimer al reducir la capacidad de las células del sistema inmune cerebral para deshacerse de moléculas tóxicas como la proteina amiloide. Es una posibilidad más para suponer que el sistema inmune pueda ser algún día "manipulado" por una vacuna y evitar la enfermedad. 
Es una posibilidad más dentro de las muchas que existen y que, imagino, podrían ser agrupados sus mecanismos de acción para en el futuro crear una supervacuna.

Mientras tanto, revisando hoy casos que tengo agrupados según síntomas, observo la importancia que, sin saberlo, ha podido tener la personalidad del enfermo para padecer esta patología, ¿o era la personalidad "creada" por la enfermedad desde hacía ya muchos años...?. La personalidad nos califica, aunque no nos demos cuenta de ello, nos hace ver la vida de una u otra manera, a los que nos rodean, a nuestras querencias, a quien amamos o debiéramos haber amado. Éso y más se lo debemos a la personalidad... Y seguimos dándole la espalda, no reflexionando sobre acciones que luego, con el tiempo, otros dicen al terapeuta que les extrañaban que las llevara a cabo. ¡Qué importante es la persona que está junto a nosotros!,¡qué significativa es la información que nos trasladan acerca del paciente!... ¡y qué trascendental es la comunicación en la pareja, en la familia...!. 
Las cuatro paredes de la consulta registran, en algunas ocasiones,  momentos de sinceridad que no han sido tales en el hogar. ¿Por qué no decir, sin dañar, que un comportamiento de un integrante de la familia le parece extraño o no acompañante al humano que se sabe es...?. ¿Por qué no dejarle que se explique sin interiorizar la respuesta ajena...?. La imaginación da respuestas a las dudas ajenas que en alguna ocasión no son las ciertas. Es mejor hablar.

domingo, 19 de enero de 2014

SER Y ESTAR



Puede leerse actualmente en diferentes revistas prestigiosas a nivel mundial, como Lancet o Neurology, bastantes opiniones  acerca de cómo se prevee que afectará al mundo de las demencias el próximo futuro: ¿nos demenciaremos antes?, ¿será un tipo de demencia la que prevalecerá?, ¿existirá ya una vacuna que nos inmunice desde la infancia de nuestros nietos...?.
La verdad es que cada opinador ejerce como tal, con estadísticas que le lleven el ascua a su sardina o sin,  incluso, debido a sus antecedentes científicos,  informaciones certeras acerca de esa neurodegeneración que hace dependientes a casi sietecientos mil seres humanos en nuestro país, con sus consecuencias sociales, económicas y familiares tras ellos. No se olvide.

Aquellos que ya peinamos canas y que todavía nos queda la ilusión, el deseo, de estar al día en estas enfermedades tan dolientes con las que estamos trabajando, y nuestra responsabilidad nos obliga, somos muy suspicaces a los vaticinios. ¡Cuántas veces he oído en congresos nacionales y europeos que el fin estaba cercano y que , además, se daba fecha de ese final tan esperado...!. Tanto para los de unas opiniones como para las de sentido contrario soy muy suspicaz. 
Sí, en cambio, sentimos, siento, que la medicina preventiva que se ha hecho y se sigue haciendo en torno a fomentar hábitos saludables, ha de dar sus resultados positivos, y que acomodar y acostumbrar a nuestro organismo a efectuar bien las cosas han de tener al final una justa recompensa. Animar a tener una mente ocupada desde siempre, a hedonizarnos en lectura, deporte, tertulias, visitar museos, salas de exposiciones, etc. en donde todo pasa por nuestro cerebro, es positivo y preventivo. NO se olvide.
Observo un regreso a una lógica de la que parecía nos habíamos apeado en los últimos decenios y que el pensamiento sensato anida con una mayor estabilidad en los cerebros de los médicos que nos preceden y, sobre todo, de los ciudadanos que les/nos escuchan. De una cosa sí estoy muy seguro: La vida serena prolonga la duración de cada instante. Se piense un poco al respecto...