miércoles, 20 de marzo de 2013

VIOLENCIA Y ALZHEIMER

No es inusual que las familias nos consulten por el temor de que el paciente con Alzheimer se torne violento, bien porque haya sido con anterioridad poco sosegado o porque le noten cambios a su personalidad anterior, más tranquila que la que en estos momentos aprecian.
Según la práctica registrada, síntomas de agresividad física o verbal se aprecian en alrededor el 30% de los pacientes con demencia. No obstante, las reacciones agresivas no pasan de ser puntuales. No son persistentes. Son ocasionadas por desencadenantes muy concretos que con la labor de "investigación" que se efectúa entre médico y familia se logran, en su mayoría, adivinar y controlar tras su aparición tras habilidades conductuales enseñadas al cuidador o con terapia farmacológica. 
¿Son estructurados estos conatos violentos?. En las primeras fases, cuando el paciente apercibe de sus disfunciones, es posible que porten una carga de frustración no controlada, verbal o física. Es decir, no saben qué hacer ante una situación cuya solución no encuentran, no la desarrollan como antes hacían, o simplemente, no la toleran. 
¿Qué hace una persona sana cuando una situación nueva aparece en su vida?: la estudia, la reflexiona e intenta darle una solución de la forma más lógica posible. Y si no lo consigue, busca ayuda. Sin embargo, ¿qué podemos esperar de una persona cuya vida le sorprende negativamente a cada paso que da y cuyas respuestas no son aceptadas ni entendidas por los que le rodean...?. Es comprensible que se desespere y que no centre adecuadamente las ideas, y bien por acción u omisión, ejecute acciones cuyo significado se traduzca en un descontrol, verbal en la mayoría de las veces, o físico. Y no descuidemos la posibilidad de que este tipo de agresividad la traduzca hacia él mismo... se autolesione.
¿Y es frecuente que esta agresividad la vuelque hacia la persona que más le quiere?, ¿su cuidador, su cónyuge, su hija/o...?. Generalmente, cuando sucede, es así. Por una simple razón: porque es la que más tiempo está junto a él, la que sabe como es, la que "tendría la obligación" de conocer sus demandas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario