sábado, 29 de septiembre de 2012

FORMAR A LOS CUIDADORES DE ALZHEIMER

Creo importantísima la formación de las personas que cuidan a los pacientes de Alzheimer. Nadie nace enseñado, y menos aún para cuidar a este tipo de enfermos a los que hay que intuir sus respuestas, prevenir sus complicaciones, saber alimentar, conocer qué fármacos toman y cómo darlos de forma adecuada, etc... Y creo, además, que la formación debe ser muy cercana, escuchando a personas que se dedican a este trato y cuyas enseñanzas con ejemplos y anécdotas de sus experiencias son imprescindibles. Por éso no acabo de ver un proyecto e-learning (Proyecto Discover), o sea por internet, liderado por el Birmingham City Council y en el que participan una institución española (¿española por el momento...?) y otras en otros países europeos. Al parecer, por lo que me he enterado, están en situación de creación para luego venderlo a administraciones públicas o privadas o crear un sistema de pago por uso del cuidador.
La verdad es que no lo veo factible. Lamento ser tan sincero, pero este tipo de formación a cuidadores de pacientes Alzheimer, no le vaticino éxito. En otro tipo de enseñanza sí, pero en éste creo que no. En cambio, siempre he defendido el papel formativo de las Asociaciones de Familiares de Enfermos con Alzheimer. Su personal, incluso los propios familiares en forma voluntaria, son idóneos para recibir como se debe al futuro cuidador, familiar casi siempre si estamos hablando del domicilio. Defendí desde siempre la relación que debería existir desde el momento del diagnóstico por el profesional, por el demenciólogo (si me permiten el vocablo), para que existiera un camino bidireccional entre el profesional y la Asociación de Familiares y el médico que a partir de ese momento se responsabilizará de su tratamiento, ya sea el médico de familia o el médico de apoyo a la familia que ésta desee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario