sábado, 11 de agosto de 2012

COLORANTES y GUSANOS CONTRA EL ALZHEIMER



La experimentación y observación de sus metabolismos en animales con la finalidad de lograr avances en el ser humano no solamente se efectúan en ratas modificadas genéticamente sino también en, por ejemplo, gusanos.
Leo en la publicación científica Nature, que el amarillo básico 1 (Tioflavina T ó THT), colorante usado en el laboratorio para detectar proteinas anómalas en el Alzheimer logró prolongar un 60% la vida de los mismos y ralentizar el proceso de degeneración en aquellos modificados para generar Alzheimer. El estudio lo ha efectuado el Insttº Buck de California, especializado en investigar el envejecimiento humano y su deterioro patológico.
Otro colorante que ha sido investigado es la curcumina, (http://es.wikipedia.org/wiki/Curcumina), derivada de la cúrcuma, especie originaria de India y usada como principal componente del curry. Se había dicho desde hace mucho tiempo del poder de la cúrcuma como enlentecedor del envejecimiento, pero ahora también se ha visto que en los gusanos ralentizaba el avance del Alzheimer. La curcumina también se está investigando como terapia del cáncer intestinal, artritis reumatoide o enfermedades mentales.
En ocasiones solemos ser muy escépticos ante posibles soluciones a los problemas, algunos de enorme transcendencia. Leía una entrevista a dos grandes pensadores como Edgar Morin y Stéphane Hessel acerca de la publicación de un libro escrito por ambos bajo el título El camino de la esperanza  basado en la situación económica actual. Ambos, reconocían que no eran ni optimistas ni pesimistas sobre esta marásmica actualidad. Respondían que un optimista eufórico cuando ve que la realidad no responde se convierte en el pesimista más extremo. Es mejor ser optipesimista, sinónimo de pensar que lo probable es que los acontecimientos conduzcan a una catástrofe, pero que en la historia siempre ha existido lo improbable, y que se han producido acontecimientos finales felices. Y por eso hay que hablar de esperanza, que no quiere decir que vaya a ir bien sino que es posible que pueda ir bien. Otro de ellos añade que aparte de pesimistas y optimistas existen los ambiciosos,  y que tal existencia proviene de la resistencia, a la que ambos, por otra parte, han dado pruebas de conocer muy de cerca.
Y la resistencia siempre es creadora.  Por éso, y volviendo al principio de la entrada de hoy, estas investigaciones que generan suspicacia y pérdida de tiempo, alguna vez son eficaces, proporcionan el resultado deseado, o al menos, la negación total o parcial del camino y la reconducción para seguir siendo esperanzadora.
Ver pacientes que vivirán años sin saber que lo están haciendo obliga a que los que estamos en el día a día con ellos continuemos trabajando con la resistencia de negarnos a que otros no investiguen o no nos pregunten acerca de cómo, cuáles o por qué esos primeros signos o síntomas de la enfermedad.

2 comentarios:

  1. Yo tengo la certeza que las soluciones más revolucionarias están en lo cotidiano. Así sea...

    ResponderEliminar
  2. Yo también, por éso leo tu blog, porque estimulas la creación del día impulsando a los más pequeños( esas joyas que debemos salvar por encima de todo de quienes no merecen ser lo que se imaginan que son...) a tener valores buenos, esos que no tienen precio.
    Guillermo.

    ResponderEliminar