domingo, 24 de junio de 2012

ENCUESTAS DE CALIDAD DE VIDA A ALZHEIMERS.

Participaba hace unos días en un debate y mantuve algo que deseo transmitir. Debido a que cada vez diagnosticamos antes Alzheimer, porque las personas cada vez somos más sensibles a consultar con el médico ante los fallos de memoria, los olvidos, los cambios de carácter, etc, y que la labor de los medios de comunicación alertan cada vez mejor sobre estos síntomas, y otros, acompañantes de la enfermedad en sus primeras fases, es que progresivamente vamos a ser más exigentes sobre la calidad de vida.
El fenómeno de la calidad de vida, asumámoslo, se nos hace más patente cuanto menos la tenemos o cuando pensamos estar en situación de verla mermada. Lo decía ya un eminente colega (Whitehouse, PJ. Quality of life in Alzheimer´s disease: future directions. J Ment Health Aging, 1999, 5: 107-111)  hace más de trece años cuando decía que deberían hacerse encuestas sobre la calidad de vida a los pacientes de Alzheimer. En cierta forma era, y es, incluir un lado más humano a los sistemas sanitarios y sociales. Y cuando estas encuestas se han hecho, se ha aprendido mucho de qué piensan acerca de la salud física, del dolor, , las emociones positivas, la autoestima, la memoria, el sentimiento de independencia, su futuro, sus creencias, etc. Se comienzan a hacer y aún son muy escasas en nuestro medio, muy diferente al anglosajón o a otros, asumámoslo, incluso para ésto los mediterráneos somos distintos... Lo que más me preocupa es no saber la cifra exacta de personas que padecen la enfermedad, no existir ninguna estadística fiable (no la hay ya en nada, ni en los activos financieros ni lo que se gastan algunos poderes, posiblemente todos,  en viajes...).
Tal vez por ello les recomedé a Uds. hace unos días un libro escrito por un psicólogo americano que padece Alzheimer. Ayuda leerlo. Y me sigo preguntando: ¿Aún no se enteran quienes deberían enterarse que: menos es más, siempre?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario