martes, 29 de mayo de 2012

LEER ES TAN IMPORTANTE...

Estoy leyendo un libro que, aunque puede desconcertar algo por su título: Dr. Alzheimer, supongo (Douwe Draaisma. Editorial Ariel. 2012), resulta muy interesante. Trata de  importantes científicos que dieron nombre a los trastornos mentales más conocidos y de cómo llegaron a catalogar tales enfermedades que antes de que ellos las nombraran no se conocían o pasaban superficialmente. Evidentemente cuenta la historia de Alois Alzheimer y de cómo descubrió la enfermedad que lleva su nombre. Pero se habla también de Jean Marie Joseph Capgras quien estudió profundamente los delirios hasta calificarse uno de ellos con su nombre y ser bastante frecuente en el Alzheimer. Y también de Parkinson, Broca, Korsakov, Clearambault, y bastantes más. El libro es muy didáctico y enseña los pormenores de nuestro cerebro con todo lujo de detalles comprensibles.
El autor es psicólogo y profesor en la Universidad de Groningen, Paises Bajos. Orientado hacia el gran público, se nota que es un gran divulgador. En la mayoría de las ocasiones, no basta con saber sino en saber explicar lo que se sabe, y éso no es tan fácil.
Quería compartir con Uds. este libro que ayuda a conocer el esfuerzo del científico para con la sociedad.
El título de esta entrada es una frase que me acompaña a menudo. Recomiendo mucho leer. No solamente para adquirir más conocimientos sino por lo importante de su mecanismo terapéutico para cualquiera, sanos o menos sanos. Reconocer signos que conducen a sílabas y éstas a palabras y que si se juntan de una forma concreta dan lugar a frases que antes las sugerimos como pensamientos... Pues éso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario