viernes, 20 de abril de 2012

APRENDER CADA DÍA.

Uno de los tópicos, que afortunadamente son cada vez menos frecuentes, es el símil de que una persona muy mayor con alteraciones cognitivas, no es que posea una demencia, sino que es... muy mayor y que lo lógico es que se haya demenciado. Pensar que envejecimiento conlleva irremediablemente a demencia es desconocer que, aunque ser muy añoso es una de las causas más frecuentes de sufrir tal diagnóstico, éste no tiene por qué ser cierto totalmente (o sea de cada cien casos... cien), al menos a mí no me gustaría que me trataran así. En muchas ocasiones, es cierto, valorar mentalmente a una persona añosa es muy complicado porque la pluripatología, la plurifarmacología que portan (efectos secundarios, interacciones, etc.) , y los tests existentes (no actualizados) no facilitan decantarse hacia uno u otro lado en una primera entrevista.
Similar circunstancia ocurre con la Atrofia Cortical Posterior, síndrome que conducirá lentamente hacia la demencia y que se caracteriza por una agnosia visual aperceptiva (alteración en el reconocimiento de los objetos), alteraciones visoespaciales y de lectura. Es por ello que no interpretan adecuadamente la tridimensionalidad, ven borroso, etc. Acudir en el sexenio de la vida al oftalmólogo por este tipo de alteraciones puede ocultar un trastorno cognitivo por el que no piensa frecuentemente el facultativo. Si a ello se le añade que seguir viendo mal y sentir que es posible estar perdiendo la visión puede conllevar también tristeza en el individuo, no es de extrañar que hasta llegar al demenciólogo haya pasado antes por varios especialistas y, desgraciadamente, varios años. 
Aunque los tiempos no "pintan" demasiado bien para nada que tenga que ver con la salud y la enfermedad, no por ello me eximo de creer que seguiremos siendo igual de estrictos a la hora de tratar esta enfermedad, de diagnosticarla, de apoyar a quien la cuida, a las asociaciones de familiares de enfermos, etc. Y sobre todo a aprender cada día de los errores que cometemos para no volver a repetirlos. Así sea.




No hay comentarios:

Publicar un comentario