martes, 7 de febrero de 2012

CURSO NACIONAL DE ALZHEIMER

Desde hace ya diecisiete años, la Fundación Grunenthal tiene la excelente idea de patrocinar un curso de Alzheimer a nivel nacional en donde reune como ponentes a especialistas, demenciólogos de todas las especialidades, para actualizar los conocimientos acerca de esta enfermedad. Como casi en todo, muchos son los que desean asistir y pocos los elegidos. Y éso no es malo del todo. Justifica el interés por un lado y el deseo para seguir trabajando y analizando las actuaciones que se efectúan con la enfermedad.
Este año, el lema fue: Estimular el ingenio, Reserva Cognitiva y Alzheimer. La verdad es que atraía el título del curso, del XVII CURSO NACIONAL, y las esperanzas, como casi siempre, fueron justificados en casi todas las ponencias.
La Reserva Cognitiva (RC), que modula y potencia las redes neuronales de la persona a lo largo de su vida, se ha propuesto como un factor protector de la expresión clínica de las enfermedades neurodegenerativas. Se define como la capacidad del cerebro adulto de compensar el daño cerebral minimizando la sintomatología clínica de la enfermedad. El interés por este concepto surgió a partir de resultados obtenidos en estudios de anatomía patológica en los que se encontraron sujetos que presentaban daño neuronal propio de la enfermedad de Alzheime (EA)r, pero que no habían llegado a manifestar la enfermedad a nivel clínico. La propuesta explicatoria radica en que la estimulación cognitiva durante la vida proteje, previene, de la enfermedad y del deterioro cerebral. Y no es obligatorio ser catedrático de física cuántica para poseer la suficiente RC, sino que ese cerebro haya sido estimulado eficazmente para sostener tal autonomía cerebral. Incluso un juego, como es el ajedrez, según defendió uno de los ponentes, Leontxo García Olasagasti, es protector de esa tan temida neurodegeneración.
Y de Estimulación Cognitiva se habló intensamente, de si es eficaz o simplemente un placebo. Técnicas de Rehabilitación Cognitiva se discutieron y defendieron por numerosos ponentes cada uno especilaista en un área determinada. La respuesta fue clara y concisa: es eficaz aunque no existan los suficientes metaanálisis que lleguen a justificarlo (tampoco existe un real censo de pacientes con EA... , tal vez porque "el político" se pondría a temblar...). En  cuanto a los tratamientos farmacológicos actuales y futuros se está en stand by, más en unas autonomías que en otras, etc... Es incomprensible que en unas valga la terapia combinada y en otras no se autorice más que un solo fármaco... , que en unas autonomías se sea más sensible que en otras, que se promocione más la calidad de vida que en otras...Y en cuanto a biomarcadores... se continúa con la insistencia de revisar su presencia en el líquido cefalorraquídeo y reiterar que se valora mucho el SPECT, la PET-FDG, el PET-PIB y otros. O lo que es lo mismo, se apuesta por la neuroimagen, aunque sea tras esta maldita crisis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario