viernes, 27 de enero de 2012

GENOMA

No hay un solo día en que no pueda leerse alguna noticia positiva para la demencia Alzheimer. El profesor de Genética de la Universidad de Navarra, Javier Novo, acaba de afirmar que en un futuro próximo la corrección genómica podrá disminuir la frecuencia de esta enfermedad. Del mismo modo, se podrá avanzar en la tan deseada longevidad y vencer progresivamente el cáncer. El método, básicamente, para que todo el lector lo comprenda,  será la sustitución de células dañadas o sencillamente "viejas" por otras provenientes de las células madre.
Ya en ello hace años que está trabajando el investigador López Otín, en Oviedo, descifrando genomas para luchar contra enfermedades tan devastadoras como la leucemia. Sus éxitos son tan notorios que no sería extraño un reconocimiento a nivel mundial en un futuro.
Sabemos que la investigación tarda en dar frutos porque no solamente basta con tener la idea de por donde ir, sino de estar seguros de que el camino emprendido es el mejor, sin baches, sin alarmas tras las curvas con las que nos encontramos. Por ello, debemos seguir insistiendo en que se siga invirtiendo en ella. Los clínicos no desfallecemos porque conocemos la experiencia y el perfil de nuestros investigadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario