miércoles, 2 de noviembre de 2011

EL INSOMNIO.

Uno de los síntomas que más impacientan y preocupan al cuidador de pacientes con demencia es éste. Parece fácil pero no lo es en absoluto cuando afecta al paciente. Y es que no es lo mismo un insomnio en alguien que "lo entiende" que en otra persona que "no entiende no dormir". Y es que la noche, tal vez por ser todo lo contrario que el día... aunque parezca una boutade, es un espcio del día en que todo cambia: la luz, el sonido, el propio medio interno, etc.  y su comprensión faculta poder entrar en el sueño reparador de una manera más lógica.
- Dele algo para dormir, por favor. Si el duerme yo también dormiré y necesito descansar...
Esta petición, este ruego, es corriente escucharlo en nuestras consultas.
La primera recomendación antes de la farmacológica, que cuando deba instaurarse se hará, es intentar preparar la noche durante el día, cansándole físicamente haciéndole caminar, salir al exterior, etc. Del mismo modo, todo lo que por el día lo mantuvo activo y despierto se retirará: radio, TV, luces, etc... Y será bueno pensar también en que se bañe, se relaje, etc.
En algunas ocasiones es bueno echar la memoria hacia atrás y acordarnos algunas de las posturas que adoptábamos con nuestros hijos pequeños... Y sí, en algunas ocasiones resultan muy efectivas.
Ubicar al paciente en una de las habitaciones más tranquilas ha de ser el objetivo primordial, procurar que la temperatura sea estable, alrededor de los 22º en estos tiempos, aunque parezca bajita, es mejor que por encima de esa cifra.
Es aconsejable que la cena sea suave y no copiosa, con pocos líquidos (evitaremos con ello que tenga deseos de orinar por la nohe).
Y si con el paso de los días el insomnio persiste, será momento de usar fármacos orientados hacia tal fin. Seguro que su médico de referencia, entre los muchos y variados medicamentos existentes encuentra el idóneo para el paciente, para ese paciente, porque NO todos los pacientes son iguales, NO todos reaccionan a las mismas moléculas. Quede dicho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario