jueves, 7 de julio de 2011

EL DELIRIUM NO ES UNA DEMENCIA.

Son muchas las ocasiones que se nos solicita nuestra presencia ante un cuadro de síndrome confusional ante el ingreso de un paciente mayor o muy mayor en el hospital. Y es muy importante y merece toda nuestra atención esta situación. En realidad me atrevo a decir que es el principal trastorno cognitivo al que nos enfrentamos en la atención clínica diaria cuando se ingresa una persona añosa en un hospital.
Estoy hablando del síndrome confusional agudo o del delirium.
El problema fundamental del delirium es que su diagnóstico ha de hacerse a pie de cama, por lo que no es infrecuente que no se reconozca o se efectúe mal diagnóstico. No es que al facultativo se le diga cuáles son los síntomas o se simplifique su sintomatología al máximo para que emita el diagnóstico o predicción, sino que debe verse directamente evaluando los días precedentes. Además, el delirium es un síndrome, no una enfermedad per se, y como tal síndrome, se compone de signos y síntomas.
Se denomina de muchas maneras: síndrome confusional agudo, estado confusional agudo, reacción orgánica aguda, psicosis exógena, etc.
Realmente el delirium es un síndrome cerebral, orgánico de causa multifactorial (fármacos, infecciones, alteraciones metabólicas y nutricionales, enfermedades endocrinas, enfermedades neurológicas, postoperatorio, dolor, infarto agudo de miocardio, etc...) , en el que de forma aguda se produce una alteración en su nivel de conciencia asociada a una disfunción cognitiva múltiple predominando desde el punto de vista neuropsicológico, una dificultad manifiesta para dirigir o mantener la atención.

No voy a entrar en los tratamientos farmacológicos que utilizamos, pero sí dejaré la información de que el delirium es pasajero, la causa principal y sus síntomas con fármacos específicos producirán  la vuelta a la normalidad. Ése es el hecho fundamental.
Sirva ésto para tranquilizar a tantos familiares que se autoinducen a pensar que la irreversibilidad es la tónica y que la demencia la tienen encima de su familiar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario