miércoles, 15 de junio de 2011

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Una de las actividades que desarrollo añadidas a mi labor profesional es la de dirigir una publicación periódica en el hospital en donde trabajo y que se envía a profesionales de la salud mental en España. Es una revista tipo magazine que combina entrevistas, arte, crítica literaria, ecología, etc. Una de las secciones la componen tres entrevistas de las que casi siempre me ocupo yo. Suelen ser personas conocidas a nivel nacional las más de las veces y a nivel autonómico otras menos. Todas ellas con algo en común: son personas que tienen algo que decir, que hacen algo por los demás. Una de las que saldrá en el próximo número es Enrique Beotas, un periodista de amplio recorrido en su profesión, director y presentador de un programa sanitario en la radio española, que ha pasado por todas las emisoras a nivel nacional y que en la actualidad se escucha en Punto Radio, La Rebotica. Le pregunté cuál era bajo su punto de vista la enfermedad de este milenio. La pregunta no buscaba la respuesta que me dio, pero es que la realidad... es terca. Sí, su respuesta fue La Enfermedad de Alzheimer. Se extendió luego sobre la forma en que él ve cómo se comporta clínica y sobre todo socialmente... Y me dio que pensar en la importancia que los medios de comunicación, desde fuera, desde lo lejos que en ocasiones les vemos, tienen para concienciar a la ciudadanía. Y aunque a él personalmente la televisión no le agrada como medio para su forma de trabajar, ¡qué importancia tiene la televisión!. Aunque yo la vea cada vez menos, aunque me repugne ver ocasionalmente (excepcionalmente unos instantes para poder opinar luego), esos programas que manipulan al observador con pretendidas comportamientos que nunca sentarán cátedra, que usen demagógicamente  a sujetos pagados para teatralizar conductas, fichados a precios tan desorbitados con los que se podrían avanzar proyectos de investigación contratando a muchos jóvenes profesionales, y no tan jóvenes, con objetivos de mejorar la calidad de vida ciudadana... Me indigno, yo también, al ver esta sucesión de pérdidas de oportunidades de hacer una televisión eficaz... y también ganando dinero, sí. No me creo que se puedan hacer shares de audiencia con mediocridades solamente, ¿no se ven programas científicos o de literatura cuando se hacen con corrección...?. Leía hace unas fechas al director de una cadena nacional diciendo que hacía televisión para poner publicidad... Lamentable.
¿Qué se podría hacer con una televisión con contenidos sanitarios y sociosanitarios?. Piensen y coméntelo luego con los que tengan al lado. Y luego a éstos díganles que hagan lo mismo con otros. Y así...
Menos mal que nos queda la radio, un medio serio y reconocido por todo el mundo, que a fuerza de pensar en su desaparición cuando llegó la televisión aumentó su audiencia, ¿se acuerdan?.
Enrique Beotas, conocedor del medio, conocedor de los sanitarios desde hace más de veintitantos años, sabe reconocer que la vida es más que la princesa del pueblo o que el individuo resentido socialmente que tiene a su lado.
Este fin de semana presento junto a la presidenta de AFEDAZ, Pilar Lahera a las autoras y al editor de un cuento para niños (¡ojo!, nuestro futuro) que habla de cómo se ha de tratar a los abuelos enfermos de este mal (trabajar valores) que me da pie para hablar con quien quiera escucharme (La abuela necesita besitos, de Ana Bergua y Carmen Sala. Editorial Proteus). Es enternecedor saber que aún quedan personas que estimulan los valores a nuestros pequeñines para evitar que se olviden, para que no se esfumen y dejen de hacerse realidad y caigan en el olvido haciendo suya la ya famosa frase del replicante Roy Batty de Blade Runner: "Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: Atacar naves en llamas más allá de Orión. He visto rayos C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán... en el tiempo... como lágrimas en la lluvia".

4 comentarios:

  1. Guillermo, ha sido un placer compartir mesa contigo. Durante un buen rato me hubiera sentado del lado de nuestro (concurrido) público para escucharte hablar. Gracias de corazón.

    ResponderEliminar
  2. Ha sido todo un placer estar con todos vosotros y tertuliar de la enfermedad de Alzheimer, de los niños (el FUTURO), de vuestro magnífico cuento (que espero lo presentéis en el Congreso Nacional de Alzheimer de este año a celebrarse en Madrid), de las terapias contra el Alzheimer, de la indignación de la ciudadanía (la que quiere ver que se hace algo por quienes se les dan nuestros dineros para que sepan administrarlos y no solamente vegetar y dar mítines preelectorales), de las manifestaciones en bicicleta... Fíjate lo productivo que resulta la comunicación. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Guillermo, nuestro paso por Zaragoza me deja un estupendo sabor de boca.
    Me siento muy afortunada de haber podido participar en la tertulia del Sábado a tu lado; Aportando el diminuto granito de arena que quisieramos que fuera, nuestro libro.

    Sólo por eso, ya valió la pena el viaje.
    Muchas gracias por tu apoyo :-)

    ResponderEliminar
  4. El placer fue mío, Carmen. Conocí a ese pedazo de artista que llevas dentro. Qué suerte tienes que con un dibujo puedes decir lo mismo que decimos otros con muuuuuuchas palabras.

    ResponderEliminar